jueves, 18 de marzo de 2010

marea sabanal

Imagine varias veces como seria despertar en su cama, desnuda mis pezones blandos, se pondrían rígidos al verlo traer el desayuno.
Le diría, "sos hermoso, hagamoslo de nuevo"
El haría una mueca y me mostraría una leve sonrisa detrás de sus labio rosados y carnosos.
Seria como ser arrastrada sin pedirlo por una gran ola,me volvería un naufrago y no habría retorno.Por mas de que grite no me rescatarían, no me molestaba, quería con todas mis fueras ahogarme en las profundas fantasias de su cama.
Teníamos quince días, antes de que el parta y solo quería pasármelo así, con su cuerpo tibio rozando mis piernas.Solo saldría para comprar comida, nos volveríamos animales, dejaríamos de hablar, y pasarnos semanas desnudos mirando nuestros sexos endurecerse y ablandarse una y otra vez, como un erizo de mar joven.
Seria recordada como la mejor semana de mi juventud y guardaría esas imagenes llenas de olor junto a los recuerdos que suelen traer los tíos lejanos de viaje, detrás del cajón de calcetines, para desearlo en la vejez arrugada ya, y ser arrastrada por una gran ola.

3 comentarios:

Lucía dijo...

siento amor

cesk dijo...

que afortunado aquel que inspira tan profundos deseos y pasiones..

Seda dijo...

cesk, quien sabe quien, sabe cualquier hombre puede inspirarlos es cuestion de actitus como dicen por ahi!
gracias igual
y veo que usted no tiene un blog, asi que cual es su paradero?